Ser novelista no es ser escritor: Cómo no escribir una novela. Howard Mittelmark y Sandra Newman

Aunque no los conté, Howard Mittelmark y Sandra Newman, editores de larga data, proponen en su Cómo no escribir una novela doscientos errores típicos que los llevan a rechazar una novela. El 95% los supera cualquier cristiano con un poco de sentido común (e.g. no romper el climax de una escena con detalles innecesarios; no abusar de la puntuación; lograr que cada personaje hable de manera distinguible). Queda un 5% que son tomas de posición discutibles, en especial cuando citan lo que un lector no soporta en un protagonista. Por ejemplo, que tenga ojos verdes.

A lo largo de este llamativo manual, los dos editores nos repiten hasta el cansancio que el novelista debe escribir cada línea pensando en el lector promedio, y que vender novelas es un negocio ajeno a aspiraciones artísticas.

La lectura es divertida, los comentarios son irónicos a veces y todos los ejemplos, inventados, son realmente muy buenos de tan malos que son.

En un párrafo muy sincero de la sección donde recomiendan evitar ciertas conductas "inmorales" para el protagonista, los autores admiten que a escritores como Philip Roth o Martin Amis les funciona. Y agregan:

Pero, y esto es muy importante, ambos escriben obras literarias, así que si no quieres escribir novelas literarias, no escojas esta opción.

Me permití garabatear la hoja con el siguiente comentario: jugador de lego y arquitecto son primos lejanos.

Hace un tiempo Andrés Ressia decía en estas páginas que no son tales: Repito, no voy por la literatura, sino por contar una historia. Publicó dos novelas y la revista Granta lo eligió recientemente como uno de los mejores jóvenes narradores en español. Andrés Ressia, al igual que Howard Mittelmark, Sandra Newman y tantos otros novelistas de pura raza tienen razón: ser novelista no es necesariamente ser escritor.

– o O o –
Javier CoutoJavier Couto (Montevideo, 1974) es narrador. En 2010 obtuvo una mención de honor por Voces (cuentos) en el XVII Premio Nacional de Narrativa “Narradores de la Banda Oriental”. Su novela Thot fue finalista del Premio Minotauro 2013 (Editorial Planeta). En 2014 obtuvo una mención de honor con su libro de cuentos Del otro lado, en el Concurso Literario Juan Carlos Onetti 2014 y la primera mención en el Concurso Internacional de cuentos Julio Cortázar.

11 comentarios:

sokon m dijo...

Pero contar una historia es contar bien esa historia. Y contar bien una historia es literatura. Hoy veía una entrevista a Fogwill donde le preguntaban qué andaba leyendo (era reciente). El tipo daba 3 libros, dos novelas y la ediciòn esa de los cuentos completos de Onetti. Y se las veía negras para explicar la historia, porque la historia es lo escrito y no una lista de eventos abstraída de un discurso. O si?

Sería curioso filmar un corto donde traten de hacerle una entrevista a Fogwill ahora, valiendose de medios apropiados como ser el juego de la copa, el espiritismo (se que vas a tener algo que decir de esto!) o la psicofonía. La psicofonía aparece en varias obras de ficción con resultados bastante espectaculares, p.e. en Sexto Sentido y en un clásico de Narciso Ibañez Menta como El Pulpo Negro (tatara abuelo del pulpo Paul).

En una librería montevideana encontré un librito de poemas. De Fogwill. Curioso. Me estará llamando? Hasta Fogwill sabe quien es sokon.

No lo compré. Estaba muy caro. Además estoy leyendo una novela muy buena, y Fogwill no iba a recibir un peso de esos. Como si los hubiera necesitado después de meter el poemas de los malos poetas en un comercial de coca light.

Leblanc dijo...

El lector promedio es una porquería.
Hay que escribir literatura. Y si nadie la lee, la lee uno.

Si ninguno de nosotros, escritores de peso y con en todas las de la ley, está interesado en vivir de lo que escribe.

sokon m dijo...

Mire Leblanc, editando una frase suya queda esto:

"Ninguno de nosotros, escritores de peso y con en todas las de la ley, está interesado en vivir lo que escribe."

jahey dijo...

Ah, no, para mi gusto contar bien una historia es contar bien una historia, si me permite la tautología un poco trasnochada. Caso contrario, la portera, que cuenta muchas historias, y las cuenta bien, sería la gran literata del 14ème. Y no lo es. Caso contrario, fíjese un poco, Coelho y Dan Brown serían considerados literatura, Dios nos salve antes de tal ruina espiritual.

La distinción (no mutuamente excluyente) entre novelista y escritor me parece razonable. Todavía me sigue intrigando la gente que se manda un paté de hígado convencida de que es foie gras. Falta de paladar, ignorancia o inocencia, detalles que no le hacen al asunto: es paté de hígado y no foie gras.

Le confieso, sokon, que Fogwill no termina de convencerme. Nada.

Leblanc, cada vez que leo u oigo la expresión "lector promedio" (esto es cierto) pienso en un bondi de cutcsa. Tal vez porque aplicando el mismo criterio que para el paté de hígado, se lo pueda considerar como un medio de transporte.

sokon m dijo...

Entiendo. Está bien la distinción.

De Cohelo leí el alquimista y sólo porque me lo prestó una Claudia de tez cobriza y ojos verdes atigrados. Por suerte cuando salieron los libros de Dan Brown ya estaba casado.

Leblanc dijo...

También se puede leer novelas. Y disfrutarlas. Su frase, sokon m, se puede editar así:

Ninguno de vosotros, escritores de peso y en todas las de la ley, está interesado en vivir.

jahey dijo...

Sin duda. Hay novelas escritas chauchamente que están muy buenas. Ahora mismo estoy con Nos amis les humains, de Werber, que cae en ese tipo de novelas. O las de Nothomb, por ejemplo. Maquinitas disfrutables. Sin más. El Alquimista es otra maquinita perfecta. Maktub, el tesoro, chamullarse al desierto... Un Borges aguado, en definitiva. Mambos de ese estilo que aplacan la famosa neurosis del domingo de la que hablaba el amigo Frankl. Pero no es literatura, claro.

jahey dijo...

Me olvidada: una variante arriesgada y algo maleva:

Ninguno de ustedes, escritores con sobrepeso y fuera de la ley, podrá sobrevivir (sobre todo después de lo que han escrito).

sokon m dijo...

¡Por fin alguien dio con la frase justa!

Leblanc dijo...

superb!

duende dijo...

cuáles leíste de Nothomb?